El dinero, en el bolsillo

Me importan un pimiento los bancos y su publicidad, acelerada ahora, para que los sufridos ahorradores les vuelvan a confiar la custodia de sus euros. Tampoco soy tan tonto, porque si te quieres comprar un piso o un coche decente, tienes que sentarte a su mesa para tratar sobre las condiciones del crédito. La lenta […]

Leer más