EL SHOW DE CHORICEAR EN ESPAÑA

El Dioni, que es uno de los mayores ladrones en la historia de la delincuencia en España, aparece así en la Wikipedia: “Dionisio Rodríguez Martín (Retiro, Madrid, 31 de octubre de 1949), es un famoso personaje público, actualmente estudiante de Ingeniería de Telecomunicaciones en la UC y ex-vigilante de seguridad español que robó un furgón blindado de la empresa «Candi S.A.», en la que trabajaba. El furgón contenía 298 millones de pesetas (1.791.016,07 euros)”. Han leído bien, “un famoso personaje público” y, sólo, por robar, que añado yo. Si aún fuera que el que roba a un ladrón, tiene cien años de perdón, ¡todavía!, pero es que chorizos como el Dioni no devuelven el dinero nunca, y encima no paran de ganar más, asalariados como están de los programas rosas de todas y cada una de las televisiones. Este es el ejemplo, añadiendo a cientos de corruptos que esperan juicio y sentencia, que damos a los jóvenes para los que no paramos de pedir que sean y se hagan emprendedores de bien.

13-02-22marcaBárcenas acaba de entrar en la cárcel de Soto del Real y ya es definido por otros presos como un crack. Evidentemente, los que se pronuncian así sobre el ex político ya han tenido su soñado minuto de oro en televisión. Mario Conde, que llevó a la ruina a Banesto, tiene su serie televisiva en la actualidad, y no deja de aparecer en una televisión concreta dando todo tipo de consejos al gobierno para salir de la crisis. El mundo al revés, que dirían nuestras abuelas pero, ¡¡no!!, es el día a día, la realidad cotidiana, que se vive en este país tan especial. Aunque no debiéramos de conformarnos. Ajustes, recortes, un paro sangrante, y haber pasado momentos recientes muy trágicos donde hemos estado en el precipicio económico, a punto de quebrar, nos debieran de servir para tomar otro rumbo en nuestra manera de ser y vivir. Bien cierto es que la corrupción es muy mal valorada por los ciudadanos, pero el engranaje total para repudiarla no funciona coordinadamente cuando subimos a los altares sociales a personajes como el Dioni. El rechazo más evidente debe venir de Internet, en concreto de las Redes Sociales, y de los medios de comunicación, algunos actuando de forma tan perversa y desconsiderada hacia la gente honrada, la gran mayoría, como son determinadas televisiones que encumbran a estos chorizos, ladrones, mangantes y corruptos.

Share This

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *