La muerte de un misionero

Llamar ejemplar a un misionero es una obviedad porque el sólo hecho de lo que hacen por los demás se puede escribir un millón de veces, y todas ellas llenas de elogios. Las respuestas a los viejos problemas del mundo, como el hambre, la sed, la pobreza, la falta de medicinas, de escuelas, de atenciones […]

Leer más