Simplemente Gloria Torner

GLORIA TORNER PICK 1

Atravesamos una crisis económica, que tiene su exponente en el paro, y una crisis moral que tiene su exponente en lo que hacemos con los refugiados. Para no decir que está todo perdido apelamos, de cuando en cuando, a los valores y a las personas que son referentes sociales por su compromiso con ellos. Cuando crece la desigualdad, el racismo, la xenofobia, el hambre, la injusticia y la violencia de género, habría que dar más espacio mediático a las figuras que a su manera, con el arte por ejemplo, aportan a tanta desdicha la esperanza necesaria para cambiar lo malo por bueno. Cuando tengo delante un cuadro de Gloria Torner, Premio Pick a los Valores Humanos, es lo que siento.

La vida de Gloria Torner no se parece en nada a una telenovela, como esa de Simplemente Maria, donde abundan tanto los desamores, las intrigas y las zancadillas en cada nuevo episodio. En contraposición, Simplemente Gloria se basa en una trayectoria vital, creativa, de arte total, pero también de bondad y reivindicación, que crea solo para ella otra merecida descripción de su persona como “La pintora de la igualdad”. Y es que Torner es mucha Torner hasta para ella misma. Su manera de ser, de vivir, de pensar, no la apartan de las escenas de sus cuadros, de la paz que desprenden, y de ser al tiempo un magnífico referente de persona, de muy buena persona, en estos tiempos que corren de claro oscuros que nada tienen que ver con los blancos, azules, verdes y marrones que aparecen en tantos cuadros de esta artista en mayúsculas.

He conocido a muchas personas a lo largo de mi vida, pero pocas me han impresionado tanto como ella lo ha hecho. Cuando pintas con la paleta repleta de colores con los que modelar una personalidad indiscutible, un genialidad inapagable y una reivindicación ante lo que te rodea, es entonces cuando descubres el acertado camino que ha seguido Gloria Torner para mostrarnos lo que es la felicidad. Obligatoriamente, deberíamos ser felices pero no nacemos con un libro de instrucciones para ello, y luego hay cosas que se tuercen desde la misma familia, la educación en el colegio, el trabajo, las compañías y las cosas que pasan en el mundo que no dejan de asustarnos en forma de guerras, hambre, enfermedades, el abandono de seres humanos por su color o lugar de nacimiento y, lo más cercano, desterrar a los refugiados a campamentos de los que difícilmente podrán escapar.

 “He conocido a muchas personas pero pocas me han impresionado como ella”

No me arriesgo a concluir que lo que da la felicidad es mantenerte fiel a los valores que realmente valen la pena, pero siempre hay que arriesgarse a comprobar que es así. Voy a citar los que me vienen a la cabeza como la democracia, libertad, paz, justicia, igualdad, el respeto a los derechos de todos y la construcción de una sociedad sin terrorismo, sin racismo, sin sexismo ni homofobia ni violencia de género. Lo que nos incita a girar la cabeza y mirar hacia donde está Gloria Torner es porque creemos que esta gran mujer representa lo mejor de los valores que anhelamos extender por todo el mundo ya que, en esencia, suponen el respeto de los seres humanos por los seres humanos. Gloria ha crecido y se ha hecho mayor sin necesidad de tener que buscar respuestas, porque ha sabido afrontar cada momento de su vida inmersa en un compromiso con su obra y todo lo que refleja en ella. A lo largo de su vida ha sido homenajeada por los poetas más grandes, desde Jorge Guillén, hasta Gerardo Diego, pasando por Pepe Hierro y Gloria Fuertes. En tantos y tantos artículos, reflejo de sus muchas exposiciones y éxitos, se la ha denominado de muchas maneras, todas ellas acertadas. Aquí van algunas: pintora del hiperespacio, musa del surrealismo, constructora de un paisaje personal, artista por encima de todo e incansable.

El arte, ser artista en este país enrabietado, requiere de cambios que han de empezar porque la sociedad en su conjunto, más si cabe la política, deben respetar la importancia que tiene crear en cualquier forma conocida. No tiene pies ni cabeza que se apoye tan poco, tan mal, y de forma tan retorcida a la cultura en general. Gloria lo explica mejor cuando dice que los artistas trabajan más que nada por amor al arte, y seguidamente pasa a defender la educación y la cultura como universales, de tal manera que todo creador sea siempre reconocido, respetado y apoyado. Hace bien en pedirlo, y en conseguir más voces potentes que le acompañen en esta vieja reivindicación. La musa del surrealismo es también la musa de la personalidad artística, de hablar cuando tenía que hablar y de haber dejado muy patente el papel decisivo de la mujer en el arte, aquí en Cantabria, en el resto de España y en numrodod museos del mundo. En su vida hay muchos años importantes, pero este 2016 será también inolvidable para Gloria que recibe el Premio Pick a los Valores Humanos. Entre las esencias de la creación de este premio se encuentra distinguir a aquellas personas que han destacado en trayectoria vital por su honestidad, altruismo, defensa de la naturaleza, proyección de la cultura y la lucha para erradicar cualquier tipo de discriminación u obstáculo para la consecución de la igualdad. Que ni pintado para Gloria Torner, simplemente ella, única.

 “La política debe respetar la importancia que tiene crear en cualquier forma conocida”

 

 

 

 

 

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>