PREFERENTES: EL IMPUNE ROBO DEL SIGLO

Plataforma-preferentes-concentrara-Liberbank-solucione_TINIMA20130226_1143_5Las Preferentes es el mayor robo perpetrado en España a honrados ahorradores de cajas de ahorros, y lleva camino de quedar impune entre vericuetos legales, el poder de la banca en todos los foros, y que el Gobierno y la Comisión Europea silban jugando al despiste cada vez que se aborda esta injusticia. Es seguro que no contaban con la guerra que están dando los estafados, a los que se les ha querido seguir enredando con acuerdos nada beneficiosos para ellos y en los que perdían una parte importante de lo que habían ahorrado durante toda una vida. En otros casos, los 80 o 90 años de muchos timados permiten a las entidades respirar tranquilas porque ya no están para interponer querellas, aunque a las cajas les da igual contando como cuentan con un ejército de abogados que están defendiendo sus intereses desde el principio en que se destapó este escándalo mayúsculo, vergüenza de España ante todo el mundo. Si la marca España significa que puedes venir a ahorrar aquí y que te lo manguen a base de no contarte la

letra pequeña de lo que firmas, ¡apañados estamos! Mayormente, el ahorrador pequeño ya no cree en nada, aunque siga teniendo su dinero en la caja o banco de toda la vida. Poco, mejor tiene poco, no vaya a ser que, de un día para otro, se lo quiten sin preguntarle nada como lo sucedido en Chipre, país del que no interesa hablar ni recordar lo que Europa ha hecho con uno de sus socios.

Aquí en España, cuando no había crisis, muchas cajas de ahorros eligieron a los viejetes con 80 o 90.000 euros en su cartilla, y les vendieron jauja a cambio sólo de echar la firma. Lo hicieron confiados en sus conocidos de toda la vida, directores de las sucursales, que después han declarado que les forzaron a hacer lo que hicieron. Explicaciones de chichirimichi, al igual que las oficiales que hablan de que si los bancos tuvieran que devolver todas las preferentes que contrataron, se iban a pique. Pues que no lo hubieran hecho. Que no se escuden ahora en que ya escampará. Que no sean indignos haciendo campañas de imagen en las que salen diciendo que “empezamos de nuevo”. Nada de esto se puede dar como explicación a los estafados, que no quieren que el caso de las Preferentes en España quede impune. No lo quieren ni ellos, ni el resto de ciudadanos que son honrados, salvo los que no lo pueden atestiguar porque su conducta ha sido indigna al frente de salvaguardar el dinero que los demás ponían a buen recaudo en sus manos.

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *