PAPELERAS DE DISEÑO

Publicado el 24 de abril de 2010 en el Diario Montañés

Tampoco es que las papeleras vayan a cambiar las costumbres de los guarros por naturaleza, pero es mejor que sobren a que falten. Será porque la modernidad invade nuestras ciudades y hasta las papeleras son de diseño. Será… Tal y como se fabrican, no sabes si son agujeros donde tirar desperdicios o un buzón para meter sugerencias de todo tipo. Antes, las papeleras se mostraban a tu paso. Ahora, tienes que ir en su busca para depositar el papel de aluminio que guardaba el bocata o el pañuelo del estornudo. Una buena señora me dio el otro día una botella de plástico con el ruego de que la tirara a un gran macetero que contenía un arbolito. Mientras me relataba que su madre le había enseñado que nada se tiraba al suelo, lo que no distinguía era cuál de los complementos urbanos que tenía a su alrededor era realmente la papelera. No lo digo en plan chiste, porque también yo dudé durante unos segundos.Las pocas que hay son muy estéticas, pero faltan papeleras.
Las que brotan del suelo han sustituido a aquellas papeleras fijadas a farolas. Se veían una tras otra, y la insistencia de papeleras era tal que hasta los cochinos terminaban por claudicar. No es menos cierto que no paraban de recibir patadas de los gamberros hasta acabar con el contenido desparramado por toda la acera. En los fines de semana de botellón, desgraciadamente la papelera es también la reina de la fiesta. Otra variedad de la especie cochina es esa que tira cosas desde el coche. Lo mismo catapultan desde el asiento del conductor un cigarro encendido, que una loncha de mortadela… Sin ir más lejos, el otro día vi bajar a una joven de su coche y lo primero que hizo fue tirar la lata del refresco a la carretera. ¡Qué espectáculo!. En ocasiones, las ciudades, además de bonitas, deben ser prácticas y educativas. Y la papelera a la vista es una llamada a ser buen ciudadano y tirar los desperdicios donde debes, especialmente si sabes dónde depositarlos.

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *