MEMORIAS PARA HACERNOS OLVIDAR

Se ha puesto como de moda que los antiguos mandamases del mundo publiquen sus memorias para decir lo que tuvieron ellos que ver (al parecer, poco o nada, escriben) con guerras, bombardeos y búsquedas de armas químicas de destrucción masiva. Son libros para el lavado de cara, para hacer olvidar fatales errores, que pienso yo que mueven más artículos y opinadotes concretos dentro de los periódicos, que las ventas entre potenciales lectores. De algunos temas, y ante tanta mentira, los mortales hemos acabado hasta el gorro, y no lo arreglan ni las memorias de los que dieron la orden de atacar. Aunque bien pensado, nunca se sabe, porque sobre simpatías hacia personajes, no hay nada escrito. Si después del cargo, se hacen conferenciantes de postín, nada asegura que el libro de sus memorias, con el marketing adecuado, termine siendo un superventas, sin caer en el hecho nada desdeñable de que lo que se cuentan puede ser una nueva manipulación de hechos.

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *