MARCHA ATRÁS A PAGAR MEDICAMENTOS CONTRA DOLORES TERMINALES

FOTO ENFERMEDADES TERMINALES

A medida que crece la disconformidad de autonomías, asociaciones médicas, y personalidades de todo signo, sobre el copago de medicamentos de los enfermos terminales, la decisión pudiera ir teniendo las horas contadas. Sencillamente, es irracional que un enfermo, además de tener su grave enfermedad, se le añada el padecimiento y la angustia de lo que tiene que pagar por los medicamentos que toma por auténtica necesidad. Es doloroso tener que hablar de algo así,  pero es que esta medida añade dolor al dolor. Soy uno más de los muchos que opinan que no hay necesidad de actuar así con los enfermos terminales, de cáncer, tumores o leucemias, por ejemplo, con quienes el revés de vivir ya es suficientemente duro como para que les cueste dinero (no me importa que sea mucho o poco) ganar tiempo y suprimir dolores dentro de su deteriorada salud.

Tampoco me sirve lo que hagan otros países de cara a costear su sanidad. No pongo peros a que quienes llegan a España a hacer “turismo sanitario”, y aprovecharse de nuestra asistencia sanitaria, paguen la factura religiosamente. Incluso siempre he mantenido que el pago de un medicamento puede emparejarse a alta renta, media o baja de quien lo compra (ahora ya, 1 de cada 6 jubilados no puede pagarse ya las medicinas). Alucina llegar a ver una decisión como esta del copago de los más enfermos con respecto a la medicación que les dispensa la farmacia del hospital donde le tratan la grave dolencia. Es que son enfermedades que dan miedo con sólo escuchar su nombre: un cáncer o el Sida. Me gustaría poder decir que la ciencia las ha rebajado a enfermedades normales, pero lamentablemente no es así. Es más, el cáncer aumenta y va a ir a más en los próximos años, según demuestran estudios concretos, y esta puede ser realmente la causa de querer ahorrar en estos casos, cuando hay que hacer todo lo contrario. Hacer pagar a personas que llevan su calvario a cuestas es inaceptable y hay que dar marcha atrás.

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *