LOS JARDINES DE PEREDA

NUEVA OPORTUNIDAD PARA LOS JARDINES DE PEREDA

Pasé mi infancia correteando por los Jardines de Pereda de Santander, y no los he vuelto a ver tan vivos de chavales jugando, parejas cariñosas sentadas en sus bancos, y paseantes de todo tipo, como aquella época de los años setenta.  Sus posteriores modificaciones, una de ellas de carácter global, lo apartaron de ser el jardín epicentro de la ciudad, donde se acuda un rato diario para descansar de los ajetreos cotidianos. Una ciudad que tiene en pleno centro un gran jardín natural, tiene un lujo. La implantación del Centro de Arte Botín junto a los Jardines de Pereda le va a dar una nueva oportunidad de ser el epicentro de Santander.  Crecerá en extensión, esto es evidente, pero no por ello menos importante, y va a recuperar determinadas señas de identidad como la Fuente de Concha Espina y monumento a Víctor de la Serna, cuya ubicación actual no es adecuada. También se mejora el aspecto exterior al Monumento a Pereda. Los jardines van a tener un nuevo aspecto, pero habrá que darle unos contenidos constantes de carácter artístico, cultural, de ocio y también me atrevo a decir que educativos. Aquí, la Fundación Santander Creativa, dependiente del Ayuntamiento,  tiene mucho que pensar y ofrecer al respecto. estatua_concha_espina

 Hay otro detalle  destacable de la integración total de los Jardines de Pereda: la gasolinera. Su maravillosa cubierta, que nos lleva a los años 50 (1959), se va a conservar, al tiempo que se transforma con sumo cuidado estético en una cafetería. Me gusta la idea, porque quizás en otros tiempos, no tan lejanos, las excavadoras se hubieran llevado por delante la gasolinera entera, como derribaron sin pestañear el Teatro Pereda a la entrada del Río de la Pila para levantar pisos. Además de su riqueza botánica, si de algo se podrá jactar en el futuro cercano los Jardines de Pereda es de estar llenos de arte, música y vida.

 Foto: Estatua de Concha Espina dentro de los Jardines de Pereda de Santander.

 

 

 

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *