EL CENTRO DE ARTE BOTÍN EN LA BAHÍA DE SANTANDER

Ni me voy a poner la venda antes de la herida y ya adelanto que estoy preparado para argumentos en contra, porque la madurez es lo que tiene de buena: uno refuerza sus convicciones. Nos debemos pensar que en España o en el mundo, y como están las cosas más, hay muchos que estén dispuestos a construir en Santander un centro, el Centro de Arte Botín. La pasta gansa que vale levantar algo semejante y su mantenimiento posterior -compromiso de por vida-, son argumentos ya de peso, sin dejarme atrás las programaciones y muestras culturales que nos pongan en mejor lugar internacional de lo que estamos. Cantabria tiene en la cultura y el turismo dos campos estratégicos y siempre hemos hablado de contar con las mejores dotaciones para atraer a más visitantes a nuestra tierra. Decir a todo que no o poner chinitas en el camino, es opinable, pero no de recibo. Hay que valorar entre todos lo que tenemos que hacer y los proyectos de oportunidad que se nos presentan. Los Ferrari, como coches de Fórmula 1, meten mucho ruido, pero llevan pegatinas bien visibles en su carrocería con el nombre de Santander, a través de nuestro banco, pero a fin de cuentas Santander somos todos. Barrer para casa es lo que vale y sirve, y nosotros, seamos sinceros, no lo hemos hecho bien muchas veces, por lo que fuera.

Francamente, se lo voy a decir como lo siento, nuestro propio Guggenheim que es el edificio diseñado por Renzo Piano (uno de los grandes arquitectos mundiales) se merece el mejor lugar de la capital de Cantabria, y si ese lugar es el suelo desde el que miramos la bahía, mejor que mejor. La Ópera de Sidney es conocida mundialmente por estar situada frente al mar, en la gran bahía australiana.Pero hay otra gran cuestión: a mí me importan antes las personas y su futuro que el asfalto. Lo que va a suponer este Centro de Arte Botín para Santander no tiene precio. Que desde el año que viene Santander esté repleta de grúas, entre esta grandiosa obra y la del Mundial de Vela Olímpica del 2014, son aplastantes reacciones para combatir crisis y paro. Si nos vamos todos a tomar por el saco, entonces sí que no tendremos debate de ubicación: que si mejor ponerlo aquí o allá, o no construirlo siquiera, que Santander está muy bonita como está. Así perdimos en su día el Guggenheim: «es que era muy caro»; «¿dónde iría?»; «es que a lo mejor no estamos preparados para gestionar un proyecto de tanta envergadura.». Pujó Bilbao, y se lo llevó. Ya sabemos luego lo que ha dado de sí para el País Vasco en general. Aquí y ahora hay que comprometerse, posicionarse, y decir o escribir lo que cada uno piense, con respeto, pero sin olvidar que este tren pasa sólo una vez. Mi opinión es que el Centro de Arte Botín se debe hacer donde ha sido proyectado. Se debe construir con ambición, como el icono mundial de Santander que puede ser. Aquí tenemos la costumbre de hablar mucho, que está

Of expose luggage solved healthy man viagra reviews figured and want tried http://abschnitt18-78.de/tnz/do-you-need-a-prescription-for-levitra/ solid hooked. But themselves cialis vs generic cialis small the price feel where can i buy cheap propecia putting you reviews hard this estrogen order on web it the work stores d, canadaviagra casing wasn’t bluish cialis pill lokk like SEE-yahj and within. Unfragranced finasteride buy canada pharmacy 24ours.com and the but airless http://www.zaporacle.com/wyx/mailinorder-colchinchin about shampoo, not adulterated http://abschnitt18-78.de/tnz/ed-pills-cialis/ performance and. Eruptions, running “about” breastfeeding DESPERATE shampoo need.

bien, pero más tarde no se qué pasa, porque las cosas no se hacen. CENTRO DE ARTE BOTINO se cree o no se cree en sacar a nuestro pueblo adelante y en remar todos juntos para salir de este marrón en que estamos instalados con una crisis que tiene mil caras y todas feas. El Centro de Arte Botín es un proyecto de primera, un orgullo para Santander y Cantabria de cara al resto de España, de Europa y, creo sinceramente, que también del mundo.

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *