EL CÁNCER DE MAMÁ

P13_CANCER

Primero están guerra, hambre, pobreza y racismo. La quinta palabra más odiada que  existe es cáncer. O vives sin pensar en ello, o te lamentas en cada ocasión que conoces que alguien cercano lo tiene o ha muerto por su causa. Estamos hechos para huir mentalmente de todo aquello que nos asusta tremendamente, ¡hasta que nos toca la china! La tierra que ponemos de por medio es tan extensa que en la mayoría de las ocasiones no queremos siquiera prevenir lo malo, y mira que resulta fácil llamar a la ayudante del oncólogo para pedir día y hora y que te mire de arriba abajo para descartar cualquier tipo de cáncer y cogerlo a tiempo. Ni siquiera Angelina Jolie, la famosa Lara Croft del cine, después de someterse a una operación preventiva en ambos pechos, consigue mayor prevención del cáncer de mama que cuando lo padece tu madre o alguna conocida muy cercana, del colegio, del barrio, el trabajo o la cola del paro. ¡Qué le vamos a hacer, somos de lo que no hay! En la pole position del cáncer todos los casos parten del miedo para dirigirse a una meta mejor o peor. No quieres verlo en papá, mamá, el abuelo y la abuela, y no digamos en un hijo pequeño. También está la primera persona del singular: yo.

Hay que reconocer que a veces la prevención es una hijadeputa, porque a ciertos años en que se tiene ya cáncer no te ha dado siquiera tiempo a jugar un primer partido de fútbol en el patio del colegio. Pero veamos positividad en todos los casos en que se cura, ante lo que hay que poner de nuestra parte todo lo que esté en la mano para pararle los pies al cáncer. ¡Venga!: hay que hacerse chequeos periódicos. Repetir eso de nuestros mayores sobre que nunca se ha tenido que ir al médico es una insensatez como un piano de grande. Los especialistas están para detectar y curar, ponernos a punto y sanar todo lo malo que detecten, aunque la estupidez no esté entre sus posibles intervenciones casi milagrosas. El cáncer va a ir en aumento, pero también los descubrimientos para curarlo. El día contra tal o cual cáncer son los 365 del año. No dejemos de criticar nunca lo malo que se pierda de la sanidad universal, pero, desde luego, que no sea por no usarla nunca. ¡Ánimo, y a hacerse la revisión!

 

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *