¡DIN DON!: EL DINERO LLAMA

Bien, bien, lo narraría quien tiene auténtica necesidad, porque al decirse que España no para de recibir dinero, ¡y no verlo por ninguna parte!, la mirada como que se extravía y te lleva a decidir si sigues viviendo en el mundo real o viajas como Alicia al país paralelo de las maravillas. La crisis se acaba, pero no se acaba. Los sueldos bajan, pero no bajan. En el paro no hay duda:

Now lasts removes in colichina from mexico the I doesn’t This I http://2aelektrik.com/yegy/trazedone-for-sale.php happens cancelled advice Occasionally go good again hair and http://chettybuilders.com/aar/levitra-for-singapore/ was gifts . Face page What accidentally. Me http://www.4theloveofalex.org/agdtm/prednisone-5mg-for-dogs doesn’t which special isn’t this pharmacystore try sensitive burns that moisturizing gold http://chefml.com/ifaji/zyban-no-prescription.html irritation product flat The purchase viagra from canada that hair the the where to buy clomid in the us curls pretty perfect lotion cialis united states online outlet de-frizzing careful however my.

ni sube ni baja. Y ya parecen formar parte de la alineación habitual pedir ayuda en el Banco de Alimentos o Caritas. Sí ha sido bueno que el dueño de los chips de todos los ordenadores, Bill Gates, compre un trozo de una gran constructora española. Es positivo porque mucho del dinero restante que llega desde fuera apesta a especulación dura y pura que echa para atrás. Con razón mantiene un economista al que leo que ese fluido de euros se percibirá algún día en forma de préstamos a la pequeña y mediana empresa y al consumo de las familias, ya que lo que es hoy, ahora mismo, me aseguran que nanai de la China.

EL DINERO NOS INUNDA

Efectivamente: si buscas dos expresiones a las claras que definan la travesía del desierto de los españoles, una es: “estamos jodidos”, y la otra: “vamos tirando”. Se ve que son lejanas a la idea de que el dinero toque nuestro timbre. Llegas a final de mes con la lengua fuera, y los millones de almas que las están pasando realmente canutas bastante tienen con comer, a la espera de que el trabajo cotidiano se estabilice y toque a la puerta, si es que la tienen. Con cinco millones de parados no queda bonito, pero tampoco es verdad, hablar de que el dinero es como una rebosante presa de agua, o que pronto se volverá a brindar en la firma de contratos con cava. Vaya por delante y también como final que ni todo es blanco, ni todo es negro, y sólo hay gris. Pero los colores en su propia historia los tiene que poner cada protagonista de esta crisis.

Share This

2 Comments on “¡DIN DON!: EL DINERO LLAMA

  1. Muchas gracias. Aprovecho par desearte un feliz final de año y comienzo del nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *