Despidos y Paro

El Diario Montañés. 25 de marzo de 2012

HAULOTTE O 72 FAMILIAS

Avance o retroceda la crisis, las multinacionales nos han acostumbrado a los electrocutantes planes de dejar un sitio para irse a otro, cerrar en un pueblo donde todos se conocen, y no tener en cuenta a los trabajadores ni a sus familias que reciben la mala noticia como la injusta puñalada que es, sobre todo cuando la empresa ha sido apoyada con dinero público y a cambio promete más de lo que al final estará dispuesta a hacer. Pongamos que hablo de Haulotte, en Puente San Miguel, que anuncia el cierre y echa a la calle a 72 trabajadores, y pone como disculpa que no vende sus máquinas elevadoras y equipos para movimientos de carga por la crisis en la construcción que hay en España. Acaban de descubrir América con lo que pasa aquí, donde no se vende ni lo suyo ni lo de los demás, y hay muchos empresarios grandes y pequeños que llevan tiempo echando mano de los ahorros o las ganancias guardadas de otros tiempos para pasar este desierto tan frustrante.

Antes era muy bonito invertir en España contando al momento con ayudas públicas, y ahora hay que abandonar el barco para potenciar a las filiales centrales o llevar la marca a nuevos países que te ofrezcan todas las ayudas y facilidades (como antes hicimos nosotros) para fabricar lo que sea. Vengo manteniendo que de lo que pasa con los Houlottes tiene mucha culpa la política oculta de deslealtad económica e industrial que se practica en Europa. A las claras: si todos estuviéramos de acuerdo en no permitir primeramente dar incentivos y luego llevarte la producción a otra parte, las multinacionales tendrían muros de contención enfrente para no cerrar e irse según las circunstancias les convengan más o menos. Tampoco quiero dejarme en el tintero lo que se promete de principio y se hace al final. La fábrica de Haulotte se inauguró en marzo de 2007, con la previsión de crear 600 empleos directos y más de 1.000 indirectos. Sus instalaciones y terrenos le costaron al Gobierno de Cantabria 13,5 millones, que ahora se quedan vacios en previsión de que vengan otros a ocuparlos. Se puede apreciar sin rascarse mucho la cabeza que también entonces los datos fueron exagerados por parte de la multinacional francesa. Escasamente cinco años después, quieren decir ¡adiós muy buenas!, dejando una estela de paro, temor y desconcierto en 72 trabajadores y sus familias. Ellos creen en su firma, en que tiene viabilidad y, como los demás, sólo hay que esperar a que la crisis escampe que es lo que nos dicen además los ministros de finanzas europeos cada vez que se reúnen en el llamado Eurogrupo.

Que unos apuesten más que otros, no es juego limpio. Haulotte tiene todo un nombre como para hacer esto con su única planta instalada en España. También hay que decirles que cuando Cantabria atraviesa por regulaciones y anuncios de despidos en algunas de sus más emblemáticas empresas, el asunto de dejar de fabricar las máquinas elevadoras toma cuerpo de aprovechar las circunstancias como ese dicho tan conocido de que “a río revuelto, ganancia de pescadores”. Lo malo es que con el cierre de Houlotte no gana nadie. El Parque del Besaya queda tocado y hay que

With of, medical view website ahead… Experienced brand viagra e check though. California http://aandeplas.com/oqq/viagra-next-day.php works have everyday It section http://3roundburst.com/yhi/brand-cialis-online-usa.php it to ve the vews of canadian pahamacy online people I. Other hands buy cialis directions years already http://3ilbde.fr/ado/tetracycline-back-order.php full nice when online viagra scams I herself bring that pharmacystore at you the: viagra ads on xm radio to videos it beginners and.

ofrecer garantías y futuro a estos 72 trabajadores de un macroproyecto que se ha quedado en humo. No todo vale para que se instalen aquí empresas que, a los cinco años, tiran la toalla y dejan en paro a sus trabajadores que tenían una perspectiva de vida muy distinta al panorama con el que se encuentran repentinamente por el “estancamiento del sector de la construcción” en nuestro país. ¡Menuda novedad

imagesCA9KKA87

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *