DE NO SER POR LA FAMILIA

La familia ha parado los golpes de la crisis, y ha evitado que las cosas no fueran a mayores en los momentos más delicados de la economía española. La mayor parte de las cuestiones que se han venido señalando como causantes de llegar a esta grave situación no han mejorado un ápice. Me refiero esencialmente a recuperar valores, no sobrepasar la línea de lo ético, y crear una sociedad basada en la honradez, que podamos trasladar a las nuevas generaciones como la mejor herencia que reciban. Quien se acuerda en estas fechas de la familia en sus mensajes navideños, acierta de plano. Abuelos, padres, hermanos y parientes están dando lo mejor de si mismos en favor de los suyos. No se puede decir lo mismo de decisiones que han propiciado desgracias, y de una porrada de ajustes que crean desorientación sobre lo que ocurrirá el día de mañana. Pero la familia siempre está ahí, cercana a los problemas cotidianos como estar en paro, que te desahucien, tener algo de dinero para comer, o propiciar que unos nietos sigan con su vida mientras sus padres tratan de reengancharse nuevamente, empezando por encontrar de nuevo trabajo.FAMILIA 1

 Las familias también se separan desgraciadamente por circunstancias laborales. Cuando los hijos se marchan a países lejanos para encontrar lo que aquí se les niega, es un golpe terrible. La Navidad, alegre con su regreso temporal, o triste porque no pueden volver a casa, es un momento de sentimientos muy potentes. Aquella máxima del griego Sófocles de que el que es bueno en la familia es también un buen ciudadano, no puede cobrar más protagonismo y eficacia. Seguro que nunca pensó todo lo que iba a suceder para mal en su amada Grecia, aunque sí acertó con la solidaridad que se expresa desde la familia. Muchos de los desaciertos de esta crisis se podrían superar aplicando maneras familiares, porque es muy cierto también que en su seno aprendemos las conductas que serán referencia de nuestra futura manera de vivir.

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *