Cuestión de formas

El Parlamento de Cantabria celebró esta mañana los 29 años del Estatuto de Autonomía, efeméride de la que nos ocupamos a fondo. En el acto se concedió la merecidísima medalla de oro de la institución a la Fundación Marcelino Botín, recogida por Emilio Botín. Durante el diálogo que mantengo con el presidente de la asamblea regional Miguel Ángel Palacio analiza la importancia de los organismos públicos en plena coyuntura de crisis. Después emitimos en directo en Punto Radio los discursos íntegros de EB y MAP, ejes de la cita. Por su parte, Marcos Menocal habla en “Protagonistas Cantabria” de la presentación en sociedad –ayer/noche- de Mr. Alí, nuevo propietario del Racing. Rodeado de un amplio séquito de seguridad MA repartió saludos, apretones de manos y autógrafos a cuantos los solicitaron. Y siempre con una sonrisa en el rostro, algo muy de agradecer y poco frecuente en los tiempos actuales. Me agradó el detalle, que comprobé de cerca.

La sociedad moderna ha perdido hasta tal punto las formas que cuando una persona se comporta de manera civilizada, amable y prudente hay que destacarlo: por desgracia queda mucho salvaje suelto, como bien sabe nuestro experto en protocolo Miguel del Rio (en la foto), autor de excelentes libros destinados a racionalizar las actitudes. Antaño la educación era requisito básico para ir por el mundo. Hoy, en cambio, su ausencia suele ser, con frecuencia, salvoconducto para alcanzar el estrellato televisivo y vivir del cuento tras mandar a hacer puñetas el prestigio personal. En España abunda la casuística. Sin duda, he ahí un buen tema para la reflexión de quien esté dispuesto a hacer el enorme esfuerzo de reflexionar, actividad escasamente practicada por la mayoría. Epílogo de reto farandulero: me pregunta una oyente fuera de antena si es verdad que Elvis Presley (al que tanto admira el músico cántabro Iñigo Crespo) estuvo una vez con “Torrebruno” (quien, por cierto, actuó varias veces en Cantabria durante su etapa de artista para niños) y si es verdad que existe una foto en la que se les ve juntos. La preguntita es de concurso. Y la respuesta, ¡afirmativa!. Mañana les contaré la historia. Y si me ayudan en su localización mis admirados Sherlock Holmes y Hércules Poirot hasta les enseño la imagen. Cae el telón.

 Javier Rodríguez

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *