CATALUÑA IS SPAIN

Artur Mas está a años luz de lo que era la figura y talla política de Jordi Puyol, pero no se puede decir que esté haciendo ni mucho menos las cosas de la comunicación mal, centrando a toda España en su parte este, pegado a los Pirineos. Como los buenos pescadores, el Presidente de la Generalitat de Catalunya sabe que muchos han picado, y él es el que lleva la voz cantante en esta delicadísima situación de poner nerviosa a España y enfrentarla al resto de Europa y a los Mercados Internacionales por el “problema catalán”, que ya no se puede negar a estas alturas de todo lo que se ha manifestado, declarado y perpetrado. Madrid, desde el minuto uno, no supo cómo llevar el desafío del Gobierno de esta autonomía, en bancarrota, sin pagar sus facturas, teniendo que ser rescatado por tanto, y con un descontento social en las calles catalanas porque recortaban hasta la comida de los niños

en los comedores colegiales. Es decir, las mejores cartas las tenía el Gobierno de la Nación y las desaprovechó para enterrar el debate de que Cataluña is Spain. Para sacar más, siempre ha sido el catalán un territorio extremadamente hábil, donde no le importa sobrepasar ninguna línea roja para lograr sus objetivos: más dinero y más autonomía que los demás, por este orden. Pero hay que saber cómo tratar con ellos, y tener a los mejores negociadores en materia autonómica, siempre con el móvil encendido junto a la cama por si hay que salir pitando a Barcelona para tratar el siguiente problema que acaban de crear, porque nunca paran.

A diferencia de los vascos, que van directos a lo que anhelan, también la independencia, los catalanes son como ese río con muchos recovecos de los que no te puedes fiar porque al final vuelca tu canoa y la del contrincante gana. Por si no me he explicado bien, estoy totalmente en contra de la independencia de ningún territorio español, y menos que se saque asunto tan imprudente en medio de la crisis perfecta. Esto, Señor Más y Señor Rajoy, nos va a perjudicar a todos los españoles, de norte a sur. No es que sigamos sin dar confianza, es que la poca que nos quedaba las estamos perdiendo a pasos agigantados, haciéndonos a nosotros mismos esta política de tierra quemada. Que todos los recortes, ajustes, reformas laborales y sociales, no hayan servido para nada porque ahora estamos en asuntos de soberanías e independencias, atenta contra lo que da de sí la cabeza de cualquier ciudadano. Aquí, se están anteponiendo conceptos, incluso historia, cuando lo actual es que en España, y Cataluña va a la cabeza de parados, hay seis millones de desempleados que no encuentran nada. Un millón largo de estos son excluidos sociales que no tienen casa, recursos, comida o siquiera futuro. Mientras, ustedes nos hablan del sexo de los ángeles. Mientras ustedes, lo tienen calentito, aunque discutan una agenda política que no sirve nada para meter una nueva marcha a esta país, entre discusiones estériles sobre si soy nación más que tú, o saco a la calle más banderas españolas que catalanas.

Accesos personales:
www.migueldelrio.es
http://www.facebook.com/#!/miguel.delriomartinez
https://twitter.com/mriomartinez
mdelrio@apcantabria.es

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *