0271_col_pro_720x448_col_eur

TIEMPOS DE PISOTONES

Nos quieren influir de tan mala manera, que hay días ya terminados donde me da la sensación de que vivimos en un escenario de ¡sálvese quien pueda! Los cenizos que ya lo eran, se están poniendo las botas en esta época. Les oyes hablar, y parece que el mundo, tal y como lo conocemos, está a un paso de extinguirse, y te malmeten con eso a nada que les das pie. Para ellos, el batacazo electoral de Obama,  es otra señal de la hecatombe que se cierne sobre nuestras cabezas. El optimismo, la esperanza o la superación del bache no cuentan.  Con toda razón, algunos no comulgan de habitual con la sonrisa porque están jodidos de verdad. Los que viviendo bien, alientan y jalean que todo se va a la mierda, son unos miserables. Siempre se ha dicho que cada cual es dueño de sus pensamientos y sentimientos. De ahí, a jugar y enredar con los ajenos0s, pasándolo gente mal como lo está pasando, es una canallada de crueles sinvergüenzas, siempre prestos para pisotear los sentimientos de los demás.

 

 

Dejar un comentario

FAMA A CUALQUIER PRECIO

Últimamente, libros, entrevistas y por supuesto Internet, sirven para que determinados personajes en busca de afianzar su fama o publicitar su obra digan las mayores bestialidades sobre asuntos que encuentran gran repudio entre los ciudadanos. Pienso especialmente en los maltratadotes de mujeres o los pederastas. Cuando alguien cruza la línea roja en alguna de estas dos cuestiones, inmediatamente hay críticas razonables pero también apoyos que no se sostienen. Por seguir con los ejemplos que cito, la apología del maltrato a las mujeres o a los niños, del machismo asqueroso sin ir más lejos, no puede encontrar excusa en ninguna institución, medio de comunicación o representante político de alcance, por más nombre que tenga el que ha dicho la chorrada. Nos hacemos un flaco favor a nosotros mismos, y a esta lucha constante para cortar la sangría que supone la muerte anual de mujeres a manos de bestias, o el disparado incremento del tráfico de pornografía infantil aquí, en la Red. No se puede permitir que algunos hagan fama a cualquier precio.

Dejar un comentario

CÓLERAS POR HAITÍ

Cólera significa enfermedad infecciosa y epidémica y también ira, enojo y enfado. Haití tiene de las dos cosas. La epidemia de cólera haitiana es la confirmación de un fracaso anunciado en la gestión de la ayuda y reconstrucción de este país centroamericano, tras el terrible terremoto que lo debastó no muy allá (enero pasado). Haití no es nada ni reprenta nada dentro del ajedrez de movimientos en el mundo, y está a a la cola de todo, salvo las penurias. El deficiente actuar tiende siempre a explicarse con pésimas justificaciones. Un pequeño país que es debastado por los temblores, con millón y medio de sus habitantes viviendo aún en tiendas de campaña, ahora se ve golpeado por el cólera. Esto va a suponer una riada de críticas a la efectividad para proporcionar ayuda básica a una población, empezando por agua y jabón con la que lavarse las manos, que es el consejo básico contra esta enfermedad cuyo contagio corre como la espuma por todo el país. Y se etá pidiendo nuevamente ayuda internacional, más de tipo sanitario y vacunas… Pero, yo me pregunto: ¿ese tipo de ayudas, no estaban ya en Haití tras el terrible terremoto? Un desproposito, lo de Haití es un desproposito, que no pude silenciarse más porque están en juego miles y miles de vidas.

Dejar un comentario

POR SER MUJER…

Vengan de donde vengan, los insultos y las descalificaciones machistas hacia mujeres -casi siempre relacionadas con su ascenso profesional o personal-, son inadmisibles. Con el juramento o promesa de un cargo, yo hacia añadir el compromiso de velar permanentemete por el respeto y la igualdad entre sexos. Y empiezo diciendo que vengan de donde vengan los insultos…, porque esta serie de descalificativos no son ni de derechas ni de izquierdas.  En este país nuestro sigue en ascenso la idea de que la mujer, por ser tal, tiene menos derechos que el hombre. Una muy reciente encuesta, lo demuestra nuevamente. Si un matrimonio tiene un hijo, y la cosa se complica por atender a la criatura, los preguntados contestan que la primera que tiene que dejar su trabajo para volver a casa es la mujer. Evidentemente, se ha recorrido mucho camino en igualdad, pero falta también mucho trecho. Incluso pidiendo perdón tras el insulto, el daño ya está hecho. El peor ejemplo lo toma la juventud, se aprecia en los colegios. Cuando un niño pequeño pronuncia una frase que denota falta de respeto o directamente sexismo, hay que cortarlo por lo sano y explicarle las veces que sea neceario que la igualdad es un derecho, una realidad y una exigencia dentro de una sociedad democrática avanzada.

Dejar un comentario

PARA GANAR MENOS, PRIMERO TENER TRABAJO

Hay que trabajar más y cobrar menos. La frase es del todavía presidente de la patronal española, que ha encontrado no pocas críticas, por motivos bien diferentes. Empezando, para trabajar más o menos, lo primero hay que tener trabajo, algo imposible hoy por hoy en nuestro país para más de cuatro millones de personas. Las buenas perspectivas se presumen, pero los datos del paro cada mes van a más gente despedida. Luego, los que tienen trabajo, ¿a quiénes hay que señalar a la hora de ganar menos? En esta lista ya no pueden estar los funcionarios y pensionistas. A estos ya se les ha aplicado la bajada, y lo que te rondaré morena. En muchas empresas, se ha aplicado también lo de trabajar más y cobrar menos. Si te pones a mirar sectores productivos,  los  que miran para oro lado en esto del esfuerzo colectivo son la banca, las grandes multinacionales, (enérgéticas y de comunicaciones al frente), y un amplio grupo de profesionales por su cuenta, que también lo cobran calentito y no piensan en ajustar precios.

Dejar un comentario