810 AUTÓNOMOS MENOS MADE IN CANTABRIA

Ser emprendedor es ser un trabajador autónomo, y no corren buenos tiempos para los segundos que son los mismos que los primeros. Que no les ayudan los bancos con los préstamos que siempre les dieron, es causa importante pero no la única. El consumo cero ha machacado vivos a 810 autónomos que han desaparecido en el último año, muchos, demasiados. Aunque si les interrogas sobre el por qué, te dicen lo mismo que yo acabo de decir, pero hacen hincapié en que nadie piensa en ellos, no tienen ayudas, no hay planes concretos, y han echado el cierre porque el futuro se veía tan negro como una humareda gigante en la Noche de San Juan. Abrir un negocio y mantenerlo en España sigue generando demasiado papeleo y no pocos quebraderos de cabeza. Hay que ser todo un optimista y practicar a ser posible el yoga, por eso de mantener a raya la ansiedad, y no desesperarte en muchos momentos que son claves para el bolsillo del emprendedor y generar ganancias y algún empleo (¿?).

 Pero el autónomo español, tampoco el empresario mediano y grande, no está para gaitas. Se llama al emprendimiento, a crear empresas y empezar por un autoempleo. Esto se ha hecho siempre en España, aunque no me parece mal que se refuerce por épocas, recordando a los jóvenes que hay otras posibilidades además de que te contrate una empresa. Aunque junto a la idea, hay que dar más. De una vez por todas, los bancos se tienen que poner pilas o darles tiza; las administraciones colaborar en todo e incluso ofrecer ayudas con dinerito caliente y rápido de cobrar; y los consumidores valorar las nuevas iniciativas que surgen dando nuestro apoyo directo mediante el consumo, ¡que ya está bien de ser roncas! Sólo así se puede invertir una cifra fatal de desaparición de autónomos, que en el made in Cantabria, al hablar de más de 800 en un solo año, es hablar mucho.

AUTÓNOMOS EN CANTABRIA

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *