De rodillas, nadie

Oigo con satisfacción que alguien que se dirige a la Manifestación de París dice sentirse, en un día así, blanca, negra, cristiana y musulmana (“Je suis charlie”). Los extremos nunca son buenos. Los traspasó en su día el fascismo como ahora los traspasa el yihadismo, con tanta muerte y desolación. Nadie nos puede hacer libres […]

Leer más